❮ Atrás

Créditos

¿Cómo sacarle buen provecho a un crédito empresarial?

Mantener a flote un negocio siempre es un reto que conlleva una gran administración y planeación tanto de recursos como de metas. Los créditos para pymes son una herramienta financiera necesaria para que muchos emprendedores logren hacer crecer sus negocios, pero suelen llevar consigo la duda de si pedirlos es una buena estrategia que terminará dando frutos positivos; por eso, aquí te decimos cómo aprovecharlos mejor.

Persona vendiendo en negocio
Oyster 5 de octubre, 2021

Es común escuchar que los emprendedores tienen que recurrir a ciertas inyecciones de efectivo para sortear el día a día de la vida empresarial y así seguir haciendo crecer sus negocios. Pedir un crédito es normal para lograr cubrir esta necesidad, pero el reto -que muchas veces sí lo es- no está en obtener ese préstamo, sino en invertirlo de tal manera que se vuelva una deuda buena para tu proyecto.

Muchas personas creen que pedir un préstamo terminará afectando en gran medida sus finanzas debido a los famosos intereses, por lo que prefieren no pedir uno; pero la planeación previa, el análisis de tus necesidades y metas, y la estrategia de inversión de ese crédito puede traerte beneficios superiores al pago de dichos intereses a corto y mediano plazo.

¿Qué te debes preguntar antes de pedir un crédito para pyme?

Es esencial que antes de pedir un crédito para tu pyme, te tomes unos momentos para contestar esta pregunta:

Si pido un préstamo, ¿el beneficio para mi empresa será mayor al de los intereses que voy a pagar?

Contestar esta pregunta te llevará a un viaje de investigación de las diferentes opciones de créditos empresariales que puedan cubrir mejor las necesidades de tu negocio, evaluar tu realidad financiera, tu capacidad de pago y a conocer distintas ofertas y sus tasas de interés; pero también te llevará a planear mejor cómo invertir tu crédito para sacarle el mejor provecho.

Después de que tomaste la decisión de solicitar un crédito, te recomendamos medir el impacto que tendrá en tu negocio al medir el rendimiento de esa inversión (ROI). Según Entrepreneur, el ROI “es el índice de rentabilidad más común” y nos permite medir las ganancias de una inversión respecto a su costo.

Calcular el ROI no es nada complicado y lo puedes hacer a través de la siguiente fórmula:

ROI = Beneficio total – inversión / inversión

Ahora, si quieres obtener el resultado expresado en porcentaje, solo debes de multiplicarlo por 100. Es decir: ROI = (Beneficio total – inversión / inversión) X 100.

Los rangos de un buen ROI suelen variar dependiendo de la industria a la que te dediques, pero en términos generales se considera que obtener un rendimiento anual promedio entre 5% y 12% es una buena inversión. Menos de 5% es malo, y más de 12% es excelente.

¿Puedo invertir mi crédito para pyme en lo que quiera?

Ahora que sabes cómo evaluar en qué invertir con el objetivo de volver una deuda buena, también puedes realizar estrategias de cómo utilizar tus opciones de crédito para jugar con los intereses a tu favor. Una opción para hacerlo es la combinación de créditos. Sí, nos referimos a los créditos empresariales y a las tarjetas de crédito.

Los créditos para tu negocio suelen ser cantidades más altas y con mejores condiciones de intereses. Por otro lado, las tarjetas de crédito -a pesar de tener intereses más altos que un crédito para pyme- suelen ofrecer beneficios y recompensas como meses sin intereses o cashbacks que también pudieran generar valor a tus formas de invertir.

Si tus necesidades y objetivos pueden resolverse con tu flujo de efectivo regular, podrías cubrirlas con el crédito de tu tarjeta con el objetivo de ganar esas recompensas en favor de tu negocio. La importancia está en siempre pagar el total de tu tarjeta para evitar pagar los intereses ligados a ese tipo de crédito.

Por el contrario, si la inversión es más fuerte, utiliza tu crédito para pyme para cubrir esa necesidad y siempre monitorea que tu ROI se esté cumpliendo de acuerdo a los cálculos que realizaste previamente. Saber mezclar tus créditos te permitirá mejorar el flujo de caja, obtener beneficios por cada peso gastado y aprovechar un crédito sin intereses, mientras las ganancias de tu inversión van cubriendo los intereses de crédito pyme más grande.

Ideas para sacarle mejor provecho a tu crédito pyme.

Hay muchas formas de usar tu crédito pyme de forma eficaz, pero si te estás preguntando qué tipo de inversión puedes realizar con tu crédito pyme, aquí te compartimos algunas recomendaciones que están enfocadas en hacer crecer tu negocio y a obtener un ROI que te permita tener la seguridad de que tu préstamo se convierta en una buena deuda.

  • Renueva o compra equipo nuevo. Tu productividad está ligada al estado y la calidad del equipo con el que trabajas, ya que de él se obtienen tus ingresos. Ten bien ubicados los esenciales que te aseguran mayores ingresos para mantenerlos en óptimo estado. Asimismo, considera invertir en tecnología como un buen sistema de punto de ventas o un CRM (Customer Relationship Management) para beneficiar tus procesos internos, tu administración y la relación con tus clientes.
  • Contrata nuevo personal. Invierte en talento y más capacitación para afrontar mejor tu incremento de visitas de clientes y mantener a tu personal más contento. Esto también se refleja en una mejor experiencia de compra y atención en tu negocio.
  • Invierte en marketing y expande tu negocio. Crea campañas de marketing que fomenten tu imagen y posicionamiento e incluso que expandan tu territorio a más localidades para que gente nueva te conozca y te consuma, esto inevitablemente te llevará a crecer.
  • Abastece tu inventario. Muchas veces encuentras oportunidades de abastecer tu inventario con grandes promociones y descuentos, e invertir en ello podría asegurar beneficios en costos que aumentarán tus ingresos con estrategias adecuadas.
  • Mejora tus productos. Muchas veces, hacer mejoras en los servicios y productos que tus clientes ya conocen ayuda a incrementar las ventas. Estos cambios pueden ir desde un cambio de empaque hasta la mejora de algún aspecto del producto.

Recuerda que también puedes enfocar tus esfuerzos de inversión en cubrir créditos más grandes, pagar a proveedores en tiempo para obtener beneficios o descuentos e incluso crear un fondo de estabilidad para los meses en que la productividad no es muy alta, pero siempre asegúrate que tu inversión beneficie al final a tu negocio con toda la información que te hemos compartido.

En Oyster nos interesa ayudarte a tener clara toda la información que necesitas para poder evaluar mejor tus opciones y decisiones financieras; por eso, si estás en búsqueda de una tarjeta para tu negocio que te ayude a visualizar mejor todos tus movimientos al momento de utilizar un crédito pyme, no olvides de consultar todos los beneficios que tenemos para ti.

Ahora sí, ya cuentas con más opciones y claridad que te guiarán a sacarle más provecho a tus créditos empresariales y nos encantaría que nos compartieras más buenos tips que ayuden a más emprendedores como tú, a alcanzar su máximo potencial de negocio 🙂 .

Artículos relacionados