❮ Atrás

Créditos

¿Qué pasa si no pago mi crédito empresarial?

Sabemos que un crédito de cualquier tipo es una responsabilidad que decidimos aceptar; por ello, es muy importante cumplir con nuestros pagos para evitar meternos en situaciones que no ayuden a nuestro negocio. Sigue leyendo para conocer las consecuencias de no pagar tu crédito empresarial.

Mujer emprendedora
Oyster 26 de octubre, 2021

Un crédito empresarial puede ser el empujón que tu negocio necesita para llegar a la cima del éxito y hacer realidad todos tus proyectos pero, si no cumples con las obligaciones que adquiriste al momento de firmar, puede convertirse en un lastre que no permita que tu negocio se desarrolle como debería.

Y es que, al final, un crédito es una deuda que adquieres con una institución financiera y que, de acuerdo a los plazos que aceptes, tendrás que ir pagando hasta que lo finiquites; el secreto está en invertir este crédito de tal manera que se convierta en una deuda buena y que te permita hacer crecer tu negocio mientras lo vas saldando poco a poco.

Existen muchas opciones para sacarle provecho a un crédito empresarial, como abastecer tu inventario y preparar a tu negocio para las temporadas de mayores ventas, renovar o comprar equipo, expandir tu empresa y hasta mejorar la calidad de tus productos. Sea cual sea la opción que elijas (o que necesites), asegúrate de que ésta sea rentable para tu negocio.

Sin embargo, en ocasiones y por diversos factores, los emprendedores no pueden pagar los créditos que solicitaron, lo que los lleva a meterse en situaciones muy incómodas y poco benéficas para sus negocios.

Ya sea porque tuvieron un imprevisto o accidente que resolver, porque aumentaron sus gastos de manera sorpresiva o simplemente por una mala administración financiera, muchos emprendedores han cesado los pagos de sus créditos, lo que los lleva a convertir esa deuda buena en una deuda mala de la que es difícil deshacerse comprometiendo el futuro de su empresa.

Si estás en una situación similar, o si simplemente tienes curiosidad por conocerlas, a continuación te decimos cuáles son las consecuencias más comunes de no pagar tu crédito empresarial:

Pago de intereses

Esta es la principal consecuencia de no pagar tu crédito empresarial a tiempo. Cada ocasión que te atrases con uno de los pagos, no solo se acumularán las sumas pendientes, sino que se les agregarán los intereses que se generen durante el periodo de omisión de pago.

Cada crédito tiene una tasa de interés única que se te presenta en el momento de aceptar la oferta; un factor importante para saber cuánto aumentará tu deuda es el CAT, así que te recomendamos revisarlo para tenerlo muy presente en caso de que decidas no pagar tu crédito.

Baja calificación crediticia

Otra consecuencia es que tu calificación crediticia se verá afectada al no pagar tu crédito empresarial. El Buró de Crédito se encarga de revisar el comportamiento de cada persona respecto a los créditos que solicita, y no pagarlo bajará tu calificación de manera exponencial.

Recuerda que contar con una mala calificación crediticia hará que te sea más complicado obtener financiamiento con cualquier institución a la que apliques; así, será más difícil que obtengas créditos personales, empresariales, automotrices o de vivienda, ya que no has creado la suficiente confianza debido a que no pagaste un producto que solicitaste.

Embargo de bienes

Esta es una de las últimas consecuencias y se recurre a ella cuando el tiempo transcurrido o la suma acumulada es excesiva. El embargo de bienes puede llevarse a cabo cuando la institución a la que le debes impone una reclamación judicial, con la que tus bienes actuales y futuros se ven comprometidos para saldar la deuda.

Ahora que ya conoces las consecuencias de no pagar un crédito empresarial, te recomendamos que te prepares para solicitar uno y que cumplas con tus pagos en tiempo y forma. Recuerda que existen muchas maneras de usar un crédito para negocios de forma eficaz, para que puedas seguir impulsando tu negocio sin la necesidad de verte entrometido en deudas.

La planeación financiera siempre será la mejor opción.

Artículos relacionados