❮ Atrás

Finanzas para Negocios

¿Cómo calculamos el monto de tu crédito Oyster?

Para crear un crédito a la medida de tu negocio, necesitamos ciertos datos financieros de tu empresa -como su RFC y CIEC-. No te preocupes: este proceso es solo de consulta y no representa ningún riesgo para ti.

Negocio de modas
Oyster 8 de septiembre, 2021

En Oyster, nos interesa apoyar a los emprendedores mexicanos sin importar qué tan grande sea su negocio. Desde una micro empresa que acaba de nacer hasta un negocio que lleva años establecido, queremos brindarles ese impulso que los haga cumplir sus sueños con herramientas financieras hechas para ellos.

Una de esas herramientas es el crédito Oyster.

Si bien ya explicamos cómo funciona la línea de crédito Oyster, en esta ocasión queremos abordar más a fondo cómo calculamos el monto de tu crédito, con el fin de que entiendas por qué te pedimos ciertos datos y podamos brindarte la seguridad necesaria para impulsar tu negocio

Una de esas herramientas es el crédito Oyster.

Un crédito para tu negocio debe ser como un buen traje: hecho a tu medida. Sin embargo, para poder crearlo, el sastre debe de tomar tus dimensiones y tenerlas en cuenta; si no lo hace, seguramente una manga quedará más grande, la talla será más pequeña o simplemente no podrás entrar en la prenda por más que lo intentes. En otras palabras, por más bonito que esté el traje, si no está hecho a tu medida, no cumple con tus necesidades y no te sirve.

En el caso de los créditos empresariales, las medidas representan los datos que te vamos a pedir para ofrecerte un crédito de acuerdo a tus necesidades. Sin estos datos, la oferta seguramente sería demasiado grande o demasiado pequeña para los proyectos de tu negocio y, al final del día, no te sería útil.

Estos son los datos que necesitamos:

  • RFC de tu negocio
  • CIEC de tu negocio
  • Credenciales bancarias de tu negocio

Recuerda que todos estos datos sirven simplemente para revisar tu salud financiera; en ningún momento se puede usar esta información para cerrar trámites ni para hacer algún movimiento indebido. Como ya vimos en las diferencias entre CIEC y FIEL, estas revisiones se hacen con fines informativos para ofrecerte el mejor producto para tu negocio.

La importancia de crear un crédito según las necesidades de tu negocio radica, además de ayudarte a hacer crecer tu negocio, en no afectar tu salud financiera. ¿Por qué? Es muy simple: si usas un crédito que no puedes pagar, seguramente terminarás atrasándote y esto se verá reflejado negativamente en el Buró de Crédito. Con una mala calificación crediticia, es más complicado que puedas acceder a opciones de financiamiento y las cantidades ofrecidas se verán recortadas considerablemente.

De hecho, según los Indicadores Básicos de Créditos a las Pequeñas y Medianas Empresas 2021 de Banxico, el Índice de Morosidad (o IMOR) de créditos a pymes ha aumentado desde enero de 2016. En este año, su porcentaje (6.6%) es mayor que el de todos los tipos de financiamiento (Consumo, Vivienda y Empresas Grandes). Esta es otra de las razones por las cuales las instituciones financieras tradicionales ponen tantos obstáculos para brindar crédito a las pymes.

Por eso, contar con un crédito empresarial que te ayude a financiar tus proyectos y que, a su vez, te permita pagarlo en tiempo y forma es la mejor idea de hacer crecer tu negocio y de mejorar tu calificación crediticia sin complicarte. Rápido y sencillo, como Oyster 🙂 .

Artículos relacionados