❮ Atrás

Finanzas para Negocios

¿Cómo usar la tarjeta digital Oyster en mi negocio?

La seguridad es un tema relevante cuando de compras por Internet se trata; y, si hablamos de pagar con la cuenta que maneja las finanzas de nuestro negocio, aún más. Pensando en esto, Oyster asigna una tarjeta digital específica para este tipo de transacciones en línea y aquí te explicamos cómo puedes sacarle el mejor provecho posible.

Tarjeta física y tarjetas digitales oyster
Oyster 26 de mayo, 2021

En pleno 2021 ya se puede constatar el enorme cambio en hábitos de consumo, de compras físicas a compras por Internet, que se ha ido adoptando a nivel nacional y global después de la pandemia.

Según la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), al terminar el 2020 “ el comercio electrónico en el país creció un 81% en comparación con el 2019”, y a nivel global, según el Informe Digital 2021, “los usuarios de internet se incrementaron un 7.3%, estamos hablando de 4,660 millones de personas, esto equivale al 59.5% de la población.”

Estas cifras, nunca antes vistas, le están dando una nueva directriz a las decisiones comerciales y de operación de las empresas a nivel internacional. Según Forbes, hay una nueva dependencia digital de los consumidores hacia las “compras en línea, los servicios financieros digitales y las opciones de telesalud”, lo que resulta en mayor interacción digital.

¿Es seguro comprar por Internet con la tarjeta digital Oyster?

Analizar todas esas cifras nos ayuda a deducir que, aún cuando la pandemia pase, los hábitos de realizar transacciones en línea van a perdurar. No solo como cliente, sino también entre los servicios y productos que se ofrecen entre negocios.

Pero, con el incremento de las transacciones en línea, también llega la necesidad de sentirse seguro al momento de utilizar una tarjeta para comprar. Justo por eso, Oyster ofrece una tarjeta física enfocada únicamente a transacciones que requieran una autorización presencial (con tu PIN) y otra tarjeta digital, que solo sirve para compras en línea o por Internet, lo que ayuda a evitar posibles fraudes.

A pesar de ser un mismo perfil Oyster, cada tarjeta, tanto la física como la digital, tiene un número de 16 dígitos diferente, así cuando se compra en línea, se puede estar seguro que los sitios de comercio electrónico no acceden a los datos sensibles de la tarjeta. Y como solo funciona para compras por Internet, el usuario es el único que puede ver y copiar los datos de pago desde la aplicación Oyster.

El futuro está en las compras por Internet

Como pudimos ver, usar la tarjeta digital Oyster para realizar compras por Internet es bastante seguro, y aprovechar los beneficios asociados a ella, como la fácil administración de movimientos y la claridad en la información, son aspectos esenciales que pueden impulsar su uso en compras en línea, pero que también pueden ayudar a hacer crecer tu negocio. Aquí hay algunas ideas:

  • Dar a conocer tu negocio y acercarte a tus clientes cautivos y potenciales en esta época digital puede ser más efectivo a través de planes de comunicación digitales. Aprovecha el acceso a pautas de comunicación en Google, Facebook o en las redes sociales más adecuadas a tu negocio al pagarlas con la tarjeta digital Oyster.
  • El acceso a programas o licencias que ayuden a la productividad, producción y administración de un negocio es cada vez más común en línea. Pensemos en licencias como Windows o Adobe, que muchas veces necesitan una reinscripción anual. Adquirirlas con la tarjeta digital Oyster es una forma segura y efectiva de no detener la operación y de llevar una fácil administración de estos gastos.
  • Adquirir equipo o materiales especializados de diferentes tiendas a nivel nacional es otra de las ventajas de usar una tarjeta digital Oyster, ya que, al realizar los pedidos en línea con ella, te permite acceder a una amplia gama de proveedores que tal vez no están disponibles en la ciudad donde está ubicado tu negocio.

Hay muchas ideas de cómo usar la tarjeta digital Oyster para hacer crecer tu negocio, pero lo más importante es saber que está pensada en representar, de forma segura, tus transacciones en el mundo digital, así como darte acceso a una gestión más sencilla de tus gastos en Internet.

Sacando provecho de tu tarjeta digital Oyster

Un aspecto relevante es saber que tratar de usar la tarjeta física Oyster para compras por Internet no es buena idea, ya que cada una está configurada para funcionar únicamente en el ambiente para el que fueron creadas, por seguridad. Es decir, si usas la tarjeta física para tratar de comprar en Internet, es muy probable que la transacción se decline. Si esto sucede, recuerda volver a intentarlo pero con los datos de la tarjeta digital.

Además, la cuenta digital Oyster cuenta con otros beneficios que también son muy prácticos. Por ejemplo, puedes consultarla en segundos desde la aplicación, personalizarla con tu color favorito y nombrarla como quieras, e incluso bloquearla y desbloquearla fácilmente. Además, no se puede perder ya que su información vive de manera segura dentro de la sesión Oyster.

Aprovecha todos estos beneficios para hacer crecer tu negocio y no dudes en empezar a usar la tarjeta digital Oyster en todas tus transacciones por Internet 🙂

Artículos relacionados