❮ Atrás

Finanzas para Negocios

¿Qué es el s-commerce?

El e-commerce se ha vuelto una de las mayores tendencias de compra de los últimos años, pero como cualquier estrategia de venta funcional, también se va profesionalizando La tecnología y el aumento de los pagos en línea han forzado a crear sub-ramas que se especialicen en las ventas online como lo es el s-commerce. Sigue leyendo para enterarte de qué se trata.

¿Qué es el s-commerce?
Oyster 29 de marzo, 2022

Hace no tantos años, la publicidad más utilizada por las marcas y comercios era el famoso OOH (Out Of Home o fuera de casa), es decir, vallas en las calles de las ciudades, espectaculares, parabuses, publicidad en camiones o automóviles y todas las formas en las que un anuncio te puede impactar al momento de transitar por las calles y avenidas.

La llegada del Internet y de las redes sociales cambiaron por completo las estrategias comerciales y marcaron un panorama sin precedentes donde las marcas se tenían que especializar en estos nuevos medios para poder impactar a su público objetivo de manera más eficiente.

E-commerce y la importancia de los pagos a distancia

A pesar de que la historia de las ventas por Internet comenzó hace mucho tiempo, no es hasta años recientes que ha cobrado una relevancia importantísima a nivel mundial gracias al aumento del uso y del acceso generalizado a la red. Podríamos decir que, una vez que se descubrió que se podían realizar transacciones en línea, todas las estrategias comerciales cambiaron para siempre.

La pandemia aceleró la adopción del uso del Internet para realizar pagos a distancia de forma más convencional. Por ejemplo, El Economista, en una publicación sobre el aumento del e-commerce en México, nos comparte que simplemente en el 2020 “el comercio electrónico en México alcanzó los 316,000 millones de pesos… obteniendo un crecimiento de 81% en comparación con el año anterior”.

El confinamiento y la adopción del home office hizo que el medio ideal para que las marcas siguieran en contacto con sus consumidores, que ya no estaban saliendo a la calle, fuera el Internet. Pero durante estos dos años, nuestros hábitos de uso del Internet también cambiaron. Nuestras laptops las empezamos a usar para trabajar y el celular para entretenernos.

La relevancia de los dispositivos móviles

Uno de los términos que se volvió popular en los últimos años es el famoso “diseño responsivo”. Las marcas que solían tener sus páginas de Internet y las que empezaron a implementar sus tiendas en línea, tuvieron que sumarse rápidamente a las tendencias de uso de todos nosotros, adaptando sus diseños al dispositivo móvil que usamos como sus clientes.

En otras palabras, si las computadoras de escritorio y portátiles se usan para trabajar y las tablets y celulares para entretenernos, ¿en cuál dispositivo entrarán los clientes para comprar lo que necesitan? Claro, en su tableta personal o dispositivo móvil; pero, ¿te ha tocado entrar a una página desde tu celular que se ve enorme, donde se corta la información o que se ven sobre-encimados los botones?

Bueno, cuando eso pasa se dice que esa página “no es responsiva”, y como la experiencia de compra es esencial para mantener la lealtad de un cliente, muchas marcas han optado por trabajar aún más en sus diseños, creando no solo la versión de escritorio, sino una versión que se vea bien y de forma adecuada en cada dispositivo móvil existente. Esto es el diseño responsivo y sí, implica mucho trabajo de desarrollo pero con mejores resultados de venta.

Entonces, el marcado aumento en el uso de celulares para empezar a realizar las compras cotidianas le exigió al e-commerce especializarse en estos dispositivos; por eso es que se desarrolló y se sigue especializando el famoso m-commerce o comercio electrónico móvil, pero hubo otro hallazgo que necesitaba atención también: el fenómeno de las redes sociales.

Definición del S-commerce

El s-commerce, clave de conversión y humanización de marca

Así es, las redes sociales han dejado de ser solo una manera de estar en contacto con nuestros familiares y amigos; ahora también son los medios elegidos para realizar ventas, conversiones de clientes, mantener una conversación cercana con las personas que nos consumen e, incluso, funcionan para que la gente perciba que nuestra marca es humana.

Por lo tanto, si tenemos que definir qué es el s-commerce, podríamos decir que es una forma para vender en línea al utilizar específicamente las redes sociales como canal de venta, comunicación y fidelización de marca. Literalmente, s-commerce significa social commerce o comercio electrónico social.

Crear un perfil empresarial en redes sociales se está convirtiendo en una forma mucho más eficiente y segmentada de alcanzar a tu público objetivo, a diferencia de lo que se lograba con la publicidad OOH. Por eso, es más común ver puestos de trabajo que se especializan en inbound marketing y marketing de contenidos para aprovechar las redes sociales con el objetivo de lograr una conversión en línea, o el famoso Social Selling (venta social).

Podríamos decir que la diferencia con el e-commerce es que éste es la venta producida en un sitio de Internet que el cliente visita por decisión propia, mientras que el s-commerce se logra gracias a las relaciones sociales que logres establecer con tus usuarios. Y si hablamos de los beneficios de marca al utilizar las redes sociales, podríamos destacar que, a diferencia de la publicidad pagada, aquí todo se desarrolla por recomendaciones de usuarios, la reputación digital que logres establecer, cuántos embajadores orgánicos de marca logres obtener y cuántos brand lovers (amantes de marca) logres mantener interesados.

Entonces ya lo sabes, si no habías pensado en aplicar nuevas estrategias de comunicación y de venta a través de las redes sociales, este es un gran momento para ponerle foco y para aprovechar al máximo este canal con el objetivo de capitalizar los alcances de tus productos y servicios mientras creas una mejor, y más humana, presencia de marca.

Si te sirvió esta información, no olvides compartirla en tus redes sociales para brindar valor a tus clientes y ayudar a otros dueños de negocios a adaptarse a las nuevas estrategias de venta que las tecnologías accesibles están creando para nosotros. Asimismo, podría interesarte aprender más sobre 5 apps para gestionar tu negocio o algunas ideas de cómo usar Oyster Link 😉 .

Artículos relacionados