❮ Atrás

Finanzas para Negocios

¿Qué es una tarjeta de crédito empresarial? Todo lo básico que hay que saber al respecto

Descubre cómo aprovechar al máximo este recurso financiero que te permitirá tener un mayor control de los gastos de tus empleados de una forma sencilla y práctica.

Tarjetas de Crédito Empresariales
Oyster 30 de agosto, 2021

Hay una regla de oro que dice no mezcles tus finanzas personales con las de tu trabajo. Y vaya que es verdad. ¿Alguna vez has tomado de la “caja chica” de tu negocio para pagar el supermercado o hacer pagos personales o, lo que es peor, tomado de la colegiatura de tus hijos, por ejemplo, para pagar la nómina de tu empresa?

Toda pyme en un momento ha tenido que poner del bolsillo de sus socios para pagar cosas de la empresa. Idealmente esto no debería de ser así, pero es un error común en el que incurren los pequeños negocios, sobre todo en sus inicios.

Esas veces en las que hay que dar tarjetazo con la tarjeta de crédito personal de los dueños para pagar ya sea nómina, proveedores o gastos corrientes del propio negocio, es una práctica insana.
Esto es muy peligroso porque, además de perder el orden natural de las finanzas del negocio, afecta su contabilidad, puede ocasionar errores en los estados financieros y, al final, terminarás gastando de más.

Si eres de aquellos que hacen eso, queremos presentarte un herramienta financiera que no solo te salvará de esos gastos descontrolados, sino que ayudará a que tú y tu negocio tengan unas finanzas más sanas; se llama tarjeta de crédito empresarial.

Una tarjeta de crédito empresarial es un producto financiero que utilizan los negocios para controlar mejor los gastos y flujos de los mismos. Por supuesto, en forma de crédito, por algo el nombre.

¿En qué es diferente a una tarjeta de crédito personal?

Para empezar, una tarjeta de crédito empresarial maneja tasas de interés distintas a las tarjetas de crédito comunes, ya que éstas están pensadas en el rendimiento del negocio y no en el tren de gastos que pueda tener una persona común y corriente. ¿Qué significa esto? Que son tasas de interés más bajas y acorde a tus ventas e ingresos.

Una tarjeta de crédito empresarial está pensada para tu negocio, desde pagar a proveedores, nóminas, hasta taxis, comidas de juntas de negocios y viáticos en un viaje de trabajo.

Beneficios:

  • Tasas de interés diferente, ya que no solo están pensadas sino adaptadas a tu negocio, lo cual significa que son tasas más bajas que las de tasas para clientes con tarjetas personales.
  • Estados de cuenta personalizados. Recuerda, no mezcles placer con el trabajo, dice el precepto, y para eso es importante mantener las cuentas de tu negocio aparte.
  • Tope de gastos. Un facilidad que ofrecen las tarjetas de crédito empresariales es permitir a los dueños del negocio establecer un tope de gastos a sus empleados a quienes entregue una tarjeta de crédito, y con ello poder tener un control más eficiente de los gastos realizados por los mismos.

Las tarjetas de crédito empresariales también son una alternativa de pago para financiar proyectos, lo cual ayuda a mejorar los flujos de efectivo.

Si tu empresa va a cubrir los viáticos de un empleado, una tarjeta de crédito empresarial es de mucha utilidad para controlar los gastos del viajero, permitiéndote saber cuándo y cómo gasta esos recursos.

En resumen, no deberías usar una tarjeta de crédito empresarial para cubrir tus gastos personales, de la misma manera que tampoco deberías hacer uso de tu tarjeta de crédito personal para cubrir gastos de tu negocio. Lo mejor sería administrar ambas cuentas por separado, de esta forma, estarás impulsando una mejor administración de tu emprendimiento

No olvides que gestionar los pagos de todas las compras realizadas con una tarjeta de crédito empresarial también forma parte de la gestión administrativa de tu negocio . Y no hay mejor forma de hacerlo que con una tarjeta de débito que te ayude con la claridad de tus movimientos mensuales.

Y es que hay muchas formas de gestionar pagos y cobros en una pyme y Oyster lo entiende, por eso cuenta con la tarjeta Oyster Mastercard que es perfecta para ayudarte con la gestión mensual de tus movimientos y recuperar el control de tus finanzas al poder filtrar la información de tu estado de cuenta de acuerdo a los criterios que necesites mes con mes, incluso para verificar cuánto dinero le estás asignando a la tarjeta de crédito empresarial que uses.

Así que ya lo sabes, tomar la decisión de qué tarjeta de débito y de crédito empresarial usar es muy importante y, si sabes elegir las correctas para la naturaleza de tu negocio, estarás dándole una óptima manera de tener una gestión más eficiente de sus recursos. ¿Quién no quiere eso en su negocio?

Artículos relacionados