❮ Atrás

Ventas en Línea

5 buenas prácticas financieras para pymes

Manejar las finanzas de tu empresa no es una tarea fácil, pero tampoco es imposible. Por eso, Oyster te comparte algunas buenas prácticas para tener el control de la economía de tu negocio en un solo lugar.

Servicios de Oyster México
Oyster 9 de junio, 2021

Comenzar tu propia empresa es un largo y satisfactorio camino que, como todos los viajes, tiene sus recompensas y sus obstáculos en el camino. Uno de los principales problemas que tienen los emprendedores mexicanos es el manejo de las finanzas de su negocio debido a varios factores.

Desde el desconocimiento sobre cómo se administran hasta la falta de herramientas fáciles de utilizar, pasando por un sinnúmero de personas no preparadas que ofrecen administrar tu economía, el manejo de las finanzas puede llegar a espantar a aquellas personas que quieren emprender.

Por ello, es muy importante que tengamos claro cómo podemos tener un control sobre la economía de nuestra pyme sin estar pagando de más, usando un montón de herramientas al mismo tiempo o dejando las cuentas en manos de un desconocido. ¡Aquí tienes todo lo que necesitas saber para que mejore el manejo de las finanzas de tu negocio y tener todo claro como agua de manantial!

1. Envía cotizaciones

Antes de brindar un servicio o vender un producto, siempre es bueno hacer una cotización previa y mandársela a nuestros clientes. ¿Por qué? Porque así tendrán claras, ambas partes, qué bienes o servicios se quieren adquirir, cuáles son las tarifas exactas y en qué plazos se llevará a cabo la entrega. En pocas palabras, una cotización evita malentendidos y problemas a futuro.

Y aunque existen diversas maneras de realizar una cotización, ¿por qué no hacerlo directamente desde el lugar en el que llegarán los fondos? Existen plataformas financieras que te permiten crear cotizaciones en minutos y sin complicaciones, añadiendo información como un título para mayor claridad, seleccionar a tu cliente desde tu lista de contactos guardados, agregar una fecha de vencimiento, añadir todos los conceptos que estarán involucrados en la transacción (incluyendo posibles descuentos) y notas extras para que no haya confusiones. La cotización hará de manera automática la suma y te dará el total exacto por cobrar.

Pero eso no es todo: puedes catalogar las cotizaciones que has creado entre pendientes, pagadas y vencidas para que sepas exactamente quién te debe dinero, quién no te pagó a tiempo y quién es el cliente cumplido con quien no dudarás en volver a cerrar un trato.

Considera enviar cotizaciones desde la herramienta correcta; te ayudará a tener cuentas claras, amistades (y transacciones) largas.

2. Adjunta recibos

Si de claridad se trata, no hay nada mejor que demostrar que hiciste tus pagos correspondientes con un recibo porque papelito habla. No obstante, en la mayoría de las apps financieras no se puede adjuntar ninguna imagen o algo similar, lo que dificulta mantener la claridad de las transacciones.

Sin embargo, existen opciones innovadoras que te permiten, en cada transferencia que realices, adjuntar la imagen del recibo de la transacción, la cual se verá reflejada en la operación para las dos partes. Así, evitas dudas o sospechas sobre los precios o acerca de la veracidad de los pagos, te ahorras mucho tiempo administrativo al mes y descubres que vale la pena usar esas plataformas. Muy eficiente, ¿no crees?

3. Manda links de pago

El mundo como lo conocíamos cambió, y muchos aspectos de nuestra vida diaria nunca volverán a ser los mismos. Afortunadamente.

Si ya trabajas en línea, ¿por qué no cobrar de la misma manera? Con Oyster Link podrás crear links de pago y enviárselos a tus clientes para que te paguen estén donde estén. Además, dales la libertad de pagarte por medio de tarjeta e incluso con pago en efectivo (en establecimientos autorizados).

Con esta función, no solo podrás recolectar más ingresos sin importar las distancias, sino que tendrás un control más estricto sobre tus ventas y una mayor visión de tus ingresos, tanto de dónde provienen como de qué es el cobro.

Además, puedes hacer más fácil la forma de cobrar usando esta metodología, ya que puedes crear links de un solo uso, generar ligas reutilizables, delimitar cuántas veces se puede usar un link de pago e incluso mandarle recordatorio de pagos a tus clientes durante el tiempo que lo necesites. Todo, con depósitos en efectivo al día siguiente hábil de haber realizado el cobro. ¿Quién te hace ganar más por cada venta? Solo Oyster.

4. Revisa tus estados de cuenta

Aunque ya tengas una visión general de las finanzas de tu negocio a fin de mes, no hay nada mejor que corroborar tus movimientos en tu estado de cuenta. Así, sabrás cuáles fueron tus ganancias, en qué invertiste esos fondos y cuál es tu balance final.

Tener esto claro es muy importante para la estabilidad económica de tu negocio: si no sabes exactamente en qué estás gastando y cuántos ingresos tienes disponibles, puedes arriesgarte a estar en una posición en la que sale de tu empresa más dinero del que entra, lo que va a generar un déficit de fondos y te pondrá en una situación muy complicada para el siguiente mes.

Nunca dejes de revisar tus estados de cuenta; solamente así sabrás exactamente cómo le está yendo a tu negocio y si es momento de apretarte el cinturón o de invertir en esa remodelación que tanto quieres.

5. Paga servicios

Se habla poco de los servicios, pero nos atrevemos a decir que son uno de los pilares fundamentales para que una empresa se mantenga produciendo de manera correcta.

Imagínate que, por alguna razón que desconoces, no pagaste la luz de tu negocio. Independientemente del rubro al que te dediques, las operaciones estarán paradas porque no puedes laborar de manera correcta, lo que se traduce en pérdida de ingresos durante el lapso en el que arreglas el asunto y, muy probablemente, en pérdida de clientes por este incidente. Todo porque no hiciste un pago a tiempo.

Evítate estos malos ratos y y busca plataformas que te permitan pagar tus servicios de manera rápida y sencilla, reinvirtiendo los fondos de tu negocio y garantizando un mes más de suministro, operaciones, ganancias y nuevos clientes.

Ahora que ya sabes estas 5 buenas prácticas financieras para tu empresa, llévalas a cabo y mantén bajo control y con toda la claridad del mundo la salud financiera de tu pyme.

Si te interesa usar nuestra opción especializada en pagos, únete a Oyster y descubre todo lo que tiene para ti y tu negocio. Lo que más nos mueve es ayudar a tu negocio a que venda más y con mayor diversificación de métodos de pago 🙂 .

Artículos relacionados