❮ Atrás

Academia Oyster

¿De dónde vienen las compras por Internet?

La pandemia trajo, como una de sus consecuencias, que las compras online tuvieran un incremento exponencial que nunca habíamos visto antes; pero, ¿se han preguntado qué hubiéramos hecho si no existiera el Internet? La verdad es que fue gracias a él que el comercio electrónico ha llegado hasta este gran incremento en 2021 y aquí te contamos cómo pasó todo.

Mujer realizando compras en línea
Oyster 11 de octubre, 2021

El siglo pasado fue testigo de una gran revolución en temas de sistemas y métodos de pago, pero en gran medida, el Internet y la innovación tecnológica han sido los principales detonadores de los avances, que a pasos agigantados, podemos disfrutar actualmente, como lo son las compras en línea.

Ya hemos platicado en este blog sobre el origen las tarjetas de crédito, pero eso no es lo único que cambió respecto a los sistemas de pago en el siglo pasado, se crearon también las tarjetas de débito que revolucionaron la forma en la que recibimos nuestros ingresos, y después, gracias al Internet, se le dio un giro de 180 grados a la forma en la que realizamos nuestras transacciones, creando las famosas “compras online”.

Situación actual de la compras por Internet

Según un artículo de la revista Forbes, basados en datos de la AMVO (Asociación Mexicana de Venta Online), el comercio electrónico en México creció 81% en 2020 respecto al año anterior. Esto es $316 mil millones de pesos o el 9% del total del retail en nuestro país. También se informa que en 2021 han aumentado 7.3% los usuarios de Internet en el mundo, lo que ya representa el 59.5% de la población.

El incremento es impresionante y ya se perfila para volverse uno de los medios de pago más importantes y necesarios dentro de nuestra sociedad. Y es que el comercio y las transacciones electrónicas traen grandes beneficios para los que los usan, como la inmediatez de realizar transferencias desde donde estés y, a la hora que sea, adquirir un producto o servicio sin necesidad de trasladarte directamente a la tienda, recibir tus compras en la puerta de tu casa, cobrar a distancia y, por qué no decirlo, evitar el interactuar con más personas.

Hoy en día hay muchísimos profesionistas y empresas que trabajan en mejorar los desarrollos web, la experiencia y la seguridad al comprar en línea; asimismo, hay una clara tendencia que apunta a que las personas cada vez usen más el Internet como herramienta de negocios y de practicidad financiera, por esta gran relevancia, consideramos importante compartir los hallazgos más importantes que han hecho a las compras online lo que son hoy.

Historia de las compras en línea

Un poco de historia de las compras en línea

Se dice que el nacimiento del Internet fue en el año 1983, pero sorprendentemente la historia de las compras en línea comienza algunos años antes.

Se cree que uno de los primeros indicios de comercio electrónico fue desarrollado por IBM en los años 60 cuando lograron crear un sistema de reserva de boletos computarizado para American Airlines llamado SABRE (Semi-Automatic Business Research Environment) donde las computadoras estaban conectadas a una gran computadora central de IBM lo que permitía procesar transacciones simultáneas para que todas las agencias de viajes vieran la misma información al mismo tiempo.

Pero no fue sino hasta 1979 que se inventaron las “compras en línea” por el emprendedor inglés Michael Aldrich, quien al usar un sistema de dos vías conectados a la línea telefónica llamado “Videotex”, logró no solo el procesamiento de transacciones , sino también la mensajería electrónica y la recuperación y difusión de información. Todo esto se conocería más tarde como comercio electrónico, y a partir de aquí, la aceleración en su uso fue notoria.

En 1981 ya se realizaba la primera compra B2B en línea. En 1982, gracias a Videotex, ya se podía desde hacer reservaciones de tren hasta consultar un directorio telefónico. En 1984, la primera persona que compra en línea lo hace en Tesco y al año siguiente, Nissan realiza la primera verificación de crédito en línea. En el 87, SWREG ofrece a las empresas la oportunidad de empezar a vender productos en línea, aceptando diversos métodos de pago; y para 1989 se empieza a comercializar la primera tienda de abarrotes en línea.

A principios de los 90, se crea el primer servidor y buscador de la web por Tim Berners-Lee, pero después de la comercialización del Internet en el 91, Netscape lanza el primer navegador comercial. Ya para el 95, Amazon comenzaría a vender libros en línea y grandes compañías comenzaron a usar el Internet para todas sus transacciones. También se crea Auctionweb que se convertiría en eBay.

Para 1998 se funda PayPal lo que creó un parteaguas en el comercio electrónico ya que permitió hacer transacciones de dinero sin compartir información financiera y brindando flexibilidad de pago al aceptar diversos métodos. En 1999 comienza la primera tienda en línea que después es comprada por Amazon, quienes en 2001 lanzan servicios móviles al mercado.

El auge del comercio electrónico hasta la actualidad

A principios de este siglo es cuando el boom del comercio electrónico comienza a ser evidente. En 2003, Estados Unidos ya registraba los 50 millones de dólares en ventas por Internet, mientras Amazon registraba su primera ganancia anual de 35.3 millones de dólares. En 2005 comienza la recomendación de productos a través de Facebook y Twitter. Ya para 2008 cualquier podía crear su tienda en línea.

Para 2014, el 78% de la población de Estados Unidos con 15 años o más ya habían comprado algo en línea. En 2015 ya se considera que el teléfono móvil es esencial para la toma de decisiones de compra, que gracias al WiFi, se comienza a mezclar entre compras en línea y compras en tiendas físicas. Y esto nos hace llegar el día presente, donde a partir de 2020, gracias a la pandemia, el aumento de ventas por Internet en México aumentó 81% más respecto al 2019, como lo vimos al principio.

En Oyster entendemos la importancia del impacto del comercio electrónico en la salud financiera de los negocios, por eso, nuestra plataforma maneja dos tarjetas: una física y otra digital, la cual está diseñada para ofrecerte mayor seguridad al momento que compras activos o necesidades de tu proyecto en línea. Y también, te ofrecemos Oyster Link que es una herramienta que te permite cobrar a distancia con distintos medios de pago, todo en línea.

No cabe duda que las ventas por Internet llegaron para quedarse y que su historia, de un poco más de 40 años, ha cambiado por completo la forma en que todos realizamos nuestras transacciones. Lo que nos lleva a preguntarnos, si en tan poco tiempo se ha logrado llegar a este cambio tan drástico, ¿cómo creen que serán las transacciones en línea en unos 40 años?

Artículos relacionados