❮ Atrás

Tips para Emprender

¿Por qué tu negocio debe tener una contraseña CIEC?

Si quieres que tu negocio cumpla con sus obligaciones fiscales y mantenerte alejado de problemas legales, debes registrarlo ante el SAT; para lograrlo, la contraseña CIEC no solo es tu llave de ingreso al Sistema de Administración Tributaria, sino que puede ayudarte a tener un mejor financiamiento para tu emprendimiento.

Clave CIEC y FIEL
Oyster 31 de agosto, 2021

Cuando comenzamos con nuestro camino emprendedor, siempre existen dudas y preguntas que nos realizamos para comenzar con el pie derecho nuestro negocio, es decir, para hacerlo todo dentro de la legalidad.

Desde cómo hacer una cotización hasta las plataformas financieras que más le convienen a los negocios, pasando por saber todo sobre las personas morales, nuestro camino al éxito está lleno de interrogantes que no siempre sabemos cómo responder. Una de esas interrogantes es la contraseña CIEC.

Seguramente te han solicitado la contraseña CIEC para realizar algunos trámites o para solicitar un préstamo empresarial, pero no todos estamos familiarizados con este término; es por ello que en Oyster nos dimos a la tarea de investigar todo lo relacionado a esta clave de acceso para que tengas la información al alcance de tu mano.

¿Qué es la contraseña CIEC?

En pocas palabras, la contraseña CIEC (Clave de Identificación Electrónica Confidencial) es una clave de acceso para ingresar al portal del SAT, en donde podrás hacer diversos trámites como declaraciones de impuestos, revisión y corrección de datos, solicitudes, entre otros.

La CIEC está formada por el RFC de tu negocio y una contraseña diseñada por ti, para que así nadie pueda entrar al portal más que tú y tus socios.

A partir del año 2016, ha sido nombrada simplemente como Contraseña del SAT, aunque la mayoría de los sitios que la solicitan se siguen refiriendo a ella como Contraseña CIEC.

¿Cómo tramito mi clave CIEC?

Si tu negocio aún no cuenta con ella y quieres solicitarla, pero no sabes cómo, no te preocupes; lo único que tienes que hacer es registrar tu empresa en el SAT y contar con un correo electrónico activo.

Para obtenerla, necesitas entrar al portal del SAT, ingresar el RFC de tu negocio y el correo electrónico dado de alta en el portal; cuando lo hagas, estarán ante ti los pasos que tienes que seguir para crear tu contraseña CIEC.

Es muy importante mencionar que no importa que no seas una persona moral, aún así puedes realizar este trámite ante el SAT.

Clave CIEC y FIEL

¿Y la clave FIEL?

Por otro lado, tenemos otra contraseña muy relevante para el SAT, llamada firma electrónica avanzada o FIEL. Por el contrario de la CIEC, que es solo una contraseña, la FIEL tiene los mismos efectos jurídicos que una firma física, por lo que siempre debe de ser confidencial.

La FIEL (también conocida como e.firma) está conformada por un certificado -que funciona como tarjeta de identidad- y por una llave privada -protegida por una contraseña-, y es utilizada para asegurar tu identidad en cualquier documento oficial que la solicite.

¿Por qué debe tener mi negocio la CIEC?

Contar con una CIEC para tu negocio te abrirá muchas puertas, principalmente la del financiamiento.

Como ya revisamos, la CIEC es solo una contraseña -que puedes cambiar- para ingresar al portal del SAT, pero no tiene el mismo valor que la FIEL. Las instituciones que solicitan tu CIEC lo hacen con fines informativos para poder ofrecerte un mejor producto financiero (desde créditos hasta préstamos empresariales o líneas de crédito para tu negocio) que vaya de la mano de las necesidades de tu empresa.

Claro, antes de animarte a compartir tu contraseña CIEC, siempre debes de corroborar que la institución que la solicita esté regulada bajo la ley, pero no tengas miedo o desconfianza de compartirla con instituciones serias y de confianza, ya que no se pueden generar movimientos ni cerrar contratos privados o públicos con ella; además, la CONDUSEF se encarga de regular la solicitud y uso de datos de esta índole, por lo que estás protegido ante cualquier eventualidad.

Ahora que ya sabes qué es y para qué sirve la contraseña CIEC, corre a tramitarla (si es que tu negocio aún no cuenta con ella) y no temas compartirla para aumentar el financiamiento de tu negocio. Recuerda que el que nada debe, nada teme 😉 .

Artículos relacionados