❮ Atrás

Tips para Emprender

¿En qué te pueden ayudar las tarjetas de débito en línea?

Tener una cuenta digital empresarial ofrece ventajas que se pueden aprovechar para lograr una mejor administración y control.

Tarjeta de débito digital
Oyster 3 de mayo, 2021

Una de las decisiones más sanas que podemos tomar al emprender, es el mantener nuestras finanzas personales y las del negocio bien separadas. Tener una cuenta digital empresarial ofrece ventajas que se pueden aprovechar para lograr una mejor administración y control.

Durante esta pandemia, lo óptimo sería dedicarle más tiempo a la continua adaptación de estrategias para generar ingresos y restarle tiempo a las preocupaciones de gestión y control del negocio. Contar con una tarjeta de débito digital puede ayudarnos a conseguirlo mientras construimos un historial que poco a poco le irá dando mayor confianza y credibilidad financiera a nuestro comercio para acceder a diversos créditos en un futuro.

Pero, ¿qué otras ventajas me da usar una tarjeta de débito en línea?

Bueno, a diferencia del efectivo, una tarjeta de débito empresarial lleva el registro de todas las transacciones ligadas a la cuenta. Es decir que trabaja como tu aliado para mantenerte informado en todo momento sobre la situación actual de tu dinero.

Al tener siempre a la vista tu saldo total disponible, puedes tomar mejores decisiones al momento. Además, no es necesario que cargues con efectivo para realizar una compra o transferencia y, al mismo tiempo, el registro de todas las transacciones le dan claridad a tu negocio de los gastos recurrentes.

Algunas cuentas digitales empresariales también ofrecen herramientas para facilitar la gestión y el análisis; por ejemplo, se puede acceder a reportes personalizados que muestran dónde se está invirtiendo más o identificar el origen de los gastos para establecer límites, cambiar estrategias de inversión y eficientar el control interno.

tarjeta digital

Riesgos a considerar

El uso de cualquier herramienta financiera siempre viene acompañada de riesgos, que al conocerlos, nos dan la oportunidad de planear acciones que nos ayuden a prevenirlos.

Primero hablemos del sobregiro, que es cuando realizamos una compra cuyo precio es mayor al dinero que tenemos en nuestra tarjeta de débito. Esto siempre genera comisiones y cargos que varían entre una institución financiera y otra. Evítalos revisando el saldo total antes de realizar una transacción.

La seguridad de nuestro dinero también es importante, pensar que alguien podría clonar la tarjeta es algo que le quita el sueño a muchas personas, pero la mayoría de las instituciones financieras cuentan con protocolos de seguridad que ayudan al cuentahabiente en caso de robo, extravío o cargos no reconocidos.

Antes de llegar a esas situaciones, recordemos que hay protocolos de seguridad que previenen estas malas prácticas, como el chip de la tarjeta y el que tengamos que aprobar una compra a través de un NIP personal (que no se debe compartir con nadie).

En Oyster vamos un paso más allá y damos una tarjeta de débito física que solo puede utilizarse en compras donde tú estés presente y puedas ingresar tu NIP; además, te brindamos una tarjeta digital para comprar únicamente en línea con el objetivo de prevenir estos riesgos.

¿Cómo elijo la tarjeta perfecta para mi negocio?

Hay muchos factores que afectan esta decisión, desde el giro y la naturaleza del negocio, hasta el tamaño y la cantidad de facturación generada.

Los grandes bancos suelen tener dos tipos de tarjetas empresariales: una ligada a un crédito ya aprobado para financiar a la compañía y otra corporativa, que ayuda con la administración de viáticos, viajes o compras. Usualmente, estos productos vienen acompañados de cuentas de ahorro que podrían dar más rendimiento por nuestro dinero, pero al mismo tiempo tienen condiciones que se deben cumplir mensualmente para evitar cargos por manejo de cuenta o comisiones.

Hay otras opciones que son 100% digitales y están enfocadas a todo tipo de pyme. Oyster ofrece una tarjeta de débito con respaldo de Mastercard que no tiene comisiones, plazos forzosos ni letras chiquitas donde, además de obtener beneficios como transferencias 24/7 sin costo, también puedes crear cotizaciones para diferentes productos o servicios, pagar tus servicios recurrentes desde la app, solicitar créditos y muchas otras herramientas enfocadas en la simple gestión empresarial.

Al final, sin importar qué tarjeta elijas, ya sabes que contar con una cuenta empresarial puede traer muchos beneficios que te ayudarán a tener todo bajo control.

Artículos relacionados