❮ Atrás

Finanzas para Negocios

¿Cómo usar un crédito para negocios de forma eficaz?

La realidad empresarial actual se ha caracterizado por su volatilidad: los emprendedores han tenido que volver a ingeniar sus estrategias comerciales para cubrir las necesidades de flujo de efectivo y así llevar a cabo responsabilidades cotidianas. Los créditos para pyme ofrecen una solución adecuada a este problema y, por eso, te compartimos tips para usarlos de forma eficaz.

Mujer en su negocio eligiendo ropa
Oyster 21 de julio, 2021

El día a día de un emprendedor es impredecible. Es común enfrentarse con dificultades para cubrir sin contratiempos los gastos recurrentes que genera un negocio, como la compra de insumos, el pago de sueldos, el pago de servicios o la transportación. Es aquí donde se vuelve necesario acceder a fondos lo antes posible y los créditos para pymes son perfectos para ello.

Pero no podemos negar que la pandemia también ha hecho reevaluar a los dueños de negocio sobre cuándo solicitar nuevos créditos; los ha orillado a cuidar más su administración, su inversión y su flujo de efectivo de forma más conservadora. Es por eso que buscar una forma eficaz de utilizar los créditos empresariales puede ayudarte a no salirte de tus objetivos.

Datos relevantes del uso de créditos para negocios

El Banco de México, a través de su encuesta trimestral de evaluación coyuntural del mercado crediticio, en el periodo de octubre a diciembre de 2020 resalta que, con relación a las fuentes de endeudamiento, el 27.1% de las empresas encuestadas utilizaron un crédito de la banca comercial. Asimismo, el 16.8% utilizaron nuevos créditos empresariales.

Hay un dato interesante que textualmente afirma que “el conjunto de empresas que utilizó nuevos créditos bancarios expresó haber enfrentado condiciones menos favorables a las del trimestre previo en términos de las tasas de interés, los montos y los plazos ofrecidos, las comisiones y otros gastos…respecto del tercer trimestre de 2020”

Esto nos confirma los hábitos conservadores de los empresarios acerca de la obtención de créditos para pymes o incluso sobre considerar utilizar un crédito ya aprobado. Se deben evaluar muchas situaciones antes de tomar un préstamo que permita enfrentar los altibajos de flujo de efectivo y por eso se vuelve relevante buscar la mayor eficacia al momento de aprovechar este tipo de recursos.

¿Cómo usar un crédito empresarial eficazmente?

Aprender a utilizar un crédito para pyme de forma inteligente puede ayudarte a evitar problemas financieros dentro de tu negocio; por eso, aquí te compartimos algunas recomendaciones para utilizarlos de forma correcta:

  • Primero infórmate, después firma. Para obtener cualquier crédito para negocios primero debes firmar un contrato. Antes de aceptar el préstamo, lo mejor es leer a conciencia todas las cláusulas. Fíjate en el CAT (Costo Anual Total) y la tasa de interés mensual para que sepas exactamente cuánto dinero pagarás al final y, si éste supera tu capacidad de pago, no aceptes la propuesta para no afectar las finanzas de tu negocio.
  • Más no siempre es mejor. Es muy atractivo escuchar que la línea de crédito es alta, o que te veas tentado a adquirir más de un préstamo, pero lo recomendable es que solo tengas un crédito para pyme a la vez y que solo solicites la línea de crédito que necesitas; así, mantendrás balanceada tu capacidad de endeudamiento.
  • Planea que tu préstamo tenga mayor retorno de inversión. Si vas a ocupar el crédito para invertir en activos, haz una estrategia realista para que esa inversión te ayude a ganar más ingresos que los intereses que vas a pagar por él. La idea es invertir en herramientas que se queden contigo mucho más allá del tiempo que pagarás el crédito y que siga generando un crecimiento económico tangible para tu negocio.
  • Crea una estrategia a corto plazo de mejora de efectivo. Si te enfrentas a una crisis financiera, puedes utilizar el crédito para pyme como una inyección de dinero, pero no puedes depender de él siempre. Lo mejor es crear una estrategia que te permita generar ingresos extra para crear un fondo de reserva de entre 3 a 6 meses de efectivo. Así podrás liquidar tu crédito con tus ingresos regulares y después afianzar tu estabilidad con el fondo.
  • Aprovecha la flexibilidad de una línea de crédito. Busca obtener también una línea de crédito empresarial ya que, a diferencia de un crédito para pymes, tienes un límite de crédito, pero eso no significa que debas utilizarlo todo. Además, siempre estará ahí para sacarte de un apuro cuando se necesite. Este tipo de crédito te permite cubrir una necesidad inmediata que puedes cubrir en tu siguiente cobro de facturas, por lo que los intereses no representarían una deuda importante para tu negocio.
  • Haz más sólida tu credibilidad crediticia. Si te encuentras en un momento estable, podrías utilizar un crédito pequeño y pagarlo poco a poco con puntualidad. Hacerlo así mejorará rápidamente tu nota crediticia frente a instituciones financieras y tecnológicas que ofrecen créditos empresariales y en un futuro podrías tener acceso a mejores créditos que podrás utilizar en una inversión importante que haga crecer tu negocio.
  • No pongas todos tus esfuerzos en una sola canasta. Una de las principales fallas administrativas empresariales es el mal manejo del flujo de caja, que son gastos pequeños pero recurrentes que tu negocio debe cubrir a corto plazo. Lo mejor es diversificar tus esfuerzos para cubrir mes a mes esta necesidad; por eso, por un lado trabaja en una reserva enfocada en cubrir estos gastos con una proyección de 6 a 12 meses y, por otro lado, obtén una línea de crédito que te permita cubrir rápidamente estos pagos pero con la idea de que se van a pagar rápidamente también.
  • Aprovecha los intereses bajos. A diferencia de los créditos personales o el uso de tarjeta de crédito, los intereses de los créditos empresariales son mucho más bajos. Entre más baja es la tasa de interés, más bajo será tu pago mensual. Por eso, utilizar este tipo de crédito para cubrir necesidades a corto plazo es más redituable; esto te permitirá reducir la salida de efectivo para mantener tu estabilidad a largo plazo.

Hay muchas ideas para usar un crédito; lo más importante es siempre analizar tu situación real para determinar si estás en un buen momento para adquirir una deuda. Recuerda que cualquier decisión financiera afectará a tu negocio, pero saber cómo sacar provecho de las herramientas que tienes a la mano puede significar un detonante para seguir creciendo.

La administración es clave para la toma de decisiones

Después de solicitar un crédito empresarial, lo principal es contar con una cuenta donde puedas acceder al efectivo y que te permita obtener información sencilla para crear las estrategias que te permitirán llevar mejor los créditos que utilices.

En Oyster entendemos esta necesidad y por eso ponemos a tu disposición diferentes funcionalidades que te pueden ayudar a planificar y analizar mejor tus movimientos financieros, como la creación de cotizaciones que puedes enviar al instante, transferencias de fondos 24/7 sin comisiones, pago de servicios, una interfaz sencilla que te permite obtener toda la información para tomar mejores decisiones financieras y el acceso a créditos que te ayuden a solucionar situaciones a corto plazo para mantener tus cortinas arriba.

Ahora ya sabes algunas recomendaciones para evaluar si tu situación financiera y de negocio te permiten adquirir un crédito empresarial con total seguridad. Lo más importante es poder aplicarlas con el objetivo de ver despegar tu proyecto y que nos compartas si has encontrado más tips que puedan funcionarle a más emprendedores como tú.

Artículos relacionados